Material y Artículos de Pesca

La pesca es una buena manera de pasar tiempo con los amigos y relajarte. Es la actividad perfecta para alejarte un poco de la ciudad,  divertirse y, tal vez, disfrutar de el pescado más fresco posible en una cena. Si nunca has ido de pesca, no es tarde para intentarlo. Pero antes de salir con tus amigos, hay un par de cosas que necesitas tener en tu caja de herramientas, de ahora en adelante “caja de pesca”.

En esta página, conocerás los distintos materiales y artículos de pesca, todo lo que necesitarás para pasar un gran día y tener éxito en la pesca.

¿Qué estás buscando?

Si eres un principiante en el asunto, comprar equipo de pesca puede ser abrumador. Hay numerosas cañas de pescar, carretes, aparejos y accesorios que puede encontrar en el mercado, sin mencionar que cada uno de ellos tiene sus propias características únicas para mejorar su rendimiento en ciertas modalidades de pesca.

Los pescadores están acostumbrados a traer una caja de aparejos llena de equipo de pesca, pero cada caja tendrá los mismos artículos básicos aparte de sus cañas y carretes de pesca tradicionales.

A continuación encontrarás lo que todos los pescadores tienen en su arsenal, para que tengas una mejor idea de cómo funciona la pesca y lo que necesita para empezar.

Equipo de pesca

Vamos a enumerar todo lo que necesitas, desde cañas y carretes hasta los artículos de pesca más pequeños, como líneas, anzuelos, plomadas, cebos, señuelos, esmerillones y cortadores de líneas. Una vez te hagas con toda esta información, podrás armar tu propia caja de pesca en muy poco tiempo.

Cañas y carretes de pesca

Las cañas de pescar son varas delgadas que están hechas de un material flexible pero duradero (típicamente fibra de vidrio o grafito) que le permiten lanzar un sedal más lejos y más profundo en el agua. Se pueden clasificar por su fuerza (potencia), capacidad de respuesta, acción (capacidad de flexión) y conicidad.

Cañas de pescar

La elección de la caña adecuada para usted dependerá del tipo de pesca que vaya a realizar. Si estás empezando, usa una caña de fuerza media que te permita pescar diferentes tipos de peces, y tenga suficiente capacidad de respuesta para que pueda sentir fácilmente cuando el pez muerde o pique, permitiendo sacarlos rápidamente del agua. La longitud ideal de una caña debe ser alrededor de 30 centímetros más larga que tu estatura.

En cuanto al carrete de pesca, este se acopla a su caña para ayudarle a enrollar tu línea y controlar rápidamente la captura. Son ligeros, asequibles y fáciles de manejar. Los carretes de spinning, en particular, son bastante versátiles ya que son buenos para pescar desde la orilla, en un muelle o desde una embarcación.

Cuando estés pescando en aguas poco profundas, una vara con un hilo puede ser suficiente para atrapar un pez pequeño. Sin embargo, también hay un montón de kits de pesca básicos y económicos con los que puedes empezar.

Líneas o Hilos de Pesca

Probablemente ya sabes que necesitarás un sedal, línea o hilo. De hecho, es posible que cuando adquieras un nuevo carrete ya venga con un rollo o dos, pero recuerda siempre traer extras. Es normal que las líneas de pesca se enreden o se rompan, ya sea porque se enredan en los troncos o rocas, o porque has logrado que pique un pez de caza particularmente fuerte o muy grande.

También querrás una variedad de hilos simples o líneas especialmente diseñadas para la pesca, con diferentes fuerzas y pesos. Muchos de estos se clasifican en función de su grosor, visibilidad y elasticidad, todos los cuales varían en fuerza dependiendo del tipo de pez que buscas.

Hilos de pesca

Las condiciones ambientales adversas requieren líneas de pesca más gruesas y fuertes, mientras que las aguas claras normalmente requieren líneas delgadas y transparentes (como las líneas trenzadas) para que los peces no las detecten al acercarse al señuelo. También puedes probar las líneas de monofilamento, que son muy fáciles de usar y de anudar.

Recuerda que nunca debes tener menos de 100 yardas o 90 metros de línea en tu carrete.

La Power Pro Super Slick, por ejemplo, tiene 300 yardas de largo, súper fuerte, y tiene un color azulado o verdoso, por lo que es más fácil verla fuera del agua pero apenas visible cuando se sumerge.

Muchos carretes para principiantes o kits, también tienen líneas de pesca que ya están enrolladas en el carrete. Pero en caso de que no venga precargada o desees cambiar el tipo de línea que tienes, tampoco será mucho problema enrollar una nueva.

Anzuelos de pesca

Aparte de las líneas o hilos de pesca, necesitarás definitivamente abastecerse de anzuelos bastante surtidos para pescar peces de diferentes tamaños. Estos anzuelos se utilizan para capturar al pez enganchandose en la boca al ser mordidos o tragados junto a la carnada o señuelo, aunque en algunos casos terminan enganchados en otros lugares del cuerpo del pez.

También hay infinidad tipos de anzuelos, como simples, dobles, circulares y triples. Pero si eres un principiante, es mejor empezar con anzuelos simples. Los tamaños van desde el número 32 (el más pequeño) hasta el 20/0 (el más grande). Con estos nudos, podrás atar de forma fácil y efectiva tu anzuelo (o cualquier aparejo) a tu línea.

Cebos o carnadas

El cebo es lo que se coloca en el anzuelo al extremo de la línea para atraer a los peces. La mejor opción suele ser la carnada viva. Por otra parte, los diferentes tipos de peces se sienten atraídos por diferentes tipos de alimentos. Deberás estar preparado con cualquiera de las dos carnadas vivas más comunes y efectivas: gusanos y pececillos (pequeños peces de agua dulce). Otras opciones baratas incluyen maíz, trozos de pan, larvas e incluso trozos de salchicha.

Debes tener en cuenta que el tipo de carnada debe en cierta medida complacer el gusto del pez, por lo que será muy efectivo usar carnadas que pertenecen a la dieta regular del pez. Por ejemplo, mejillones para los pargos.

Señuelos

Los señuelos de pesca son básicamente cebos o carnadas artificiales que están diseñados para imitar a los peces o insectos reales con el fin de llamar la atención de un depredador. Los pescadores siempre tendrán unos cuantos señuelos en su caja de aparejos, en caso de que se les acabe la carnada o simplemente porque prefieran usar cebo artificial. Para algunos, la variedad en los señuelos les facilita la caza de determinados tipos de peces y les permite tener éxito en diferentes condiciones climáticas y locaciones.

Por ejemplo, los señuelos de color claro o tenue son ideales para días soleados y aguas claras, mientras que los señuelos de colores brillantes e intensos se utilizan en días nublados y en aguas turbias. Los gusanos plásticos de dos tonos (con la cabeza más oscura y la cola de color brillante) también son excelentes para las aguas turbias.

Los gusanos de plástico ( en especial los de colas largas) son muy efectivos para la pesca de lubinas. De hecho, muchos pescadores tienen casi una fe ciega por algunos colores de señuelos, y los usan como su arma principal.

Boyas

También conocidas como flotadores de pesca, las boyas ayudan a mantener su cebo o señuelo más cerca de la superficie y te permitirán saber cuando un pez ha tomado interés en este. Verás como el flotador se hunde cuando un pez muerde el anzuelo, y esta será tu señal para comenzar la captura. Este importante papel hace de las boyas una parte esencial de tu arsenal de pesca.

Tendrás varias opciones cuando busques boyas. Las tradicionales están hechas de corcho con un palo dentro para que puedas atarlas a tu línea. Las más populares y comúnmente utilizadas son las redondas de plástico rojo y blanco, que son prácticas porque son fáciles de fijar a la línea, pero pueden limitar qué tan lejos y profundo puedas lanzar. Hay también flotadores más alargados y aerodinámicos llamados bombetas, que serán más eficientes cuando intentes lanzar a mayor distancia o cuando te encuentres con corrientes de vientos.

No cometas el error de comprar boyas demasiado grandes, a menos que uses líneas o aparejos bastante pesados. Es importante tener una boya que flote pero que también se hunda una vez que el pez muerda el anzuelo, así que es mejor tener una más pequeña y más sensible.

Plomadas de pesca

Otra pieza importante del equipo que necesitarás es un plomo. Por cada línea que lances, necesitarás uno, lo suficientemente pesado para hundir tu cebo y anzuelo (o señuelo), pero que permita a tu boya mantenerse a flote y visible. Asegúrate de tener muchos extras a mano, ya que es probable que pierdas algunos durante sesiones de pesca particularmente largas.

Los pesos son tradicionalmente hechos de plomo, pero los más nuevos son más amigables con el medio ambiente, como de latón, tungsteno, acero y bismuto. También vienen en diferentes formas y pesos, dependiendo de la profundidad a la que quieras que vaya tu anzuelo.

Los más prácticos son los de tipo Split Shot, que son pequeños, redondos y se pueden enganchar y desenganchar fácilmente de la línea. Estos te permitirán agregar o quitar peso de forma fácil y graduar la profundidad a la que va tu señuelo.

Esmerillones, giratorios o quitavueltas

Algunos cebos y señuelos harán que tu línea gire y gire hasta que termine bastante torcida. Un esmerillon o quitavueltas puede servir como herramienta de conexión entre la línea y el cebo, permitiendo a este último girar y moverse libremente (como en el caso de carnada viva) sin afectar a la línea.

esmerillon o quitavueltas

El esmerillon tiene un aro o anillo en cada extremo, pero puede incluir un broche de presión para ayudar a ahorrar tiempo y esfuerzo en el enganche de diferentes señuelos, anzuelos y boyas. Sin embargo, debes tener en cuenta que los broches de presión en los quitavueltas pueden romperse fácilmente, especialmente al capturar peces más grandes. Afortunadamente, son muy baratos, por lo que es mejor comprar uno de buena calidad en un principio.

Pinza de punta

Las pinzas de punta o alicates de punta fina, son muy útiles para sacar los anzuelos de la presa, así que no tienes por que arriesgarte en hacerte daño con dientes afilados o con el propio anzuelo. También podrías necesitarlas para quitar los anzuelos de la piel, en caso de accidente.

Básicamente, cualquier par de alicates de punta fina servirá, pero es recomendable invertir en alicates de acero inoxidable y tal vez uno con una punta doblada y angulada para que sea más fácil tirar de los anzuelos y/o doblarlos para obtener una mejor curvatura.

Cortador de líneas

Las líneas de pesca están diseñadas para ser súper robustas, así que definitivamente necesitará un cortador para instalar una nueva línea o para salir de un problema. Cualquiera servirá, pero los pescadores suelen optar por los más pequeños, como un cortauñas o un cuchillo, que puedan caber fácilmente dentro de una caja de aparejos.

Hay cortadores de líneas especializados en forma de anillos y otros más en forma de llavero, prácticos para guindarlo de tu pantalón y tenerlo siempre a la mano (o en la mano). También podrías simplemente elegir un cuchillo afilado y manejable, que a la vez sirva para cortar el cebo o carnada en trozos pequeños.

Cajas de pesca o caja de aparejos

Por último, pero no menos importante, está tu caja de aparejos. Aquí es donde guardarás tus nuevos anzuelos, plomadas, señuelos, alicates, y tus otras herramientas pequeñas. No sólo te ayudará a transportar tu equipo, sino que también lo mantendrá todo organizado.

Las cajas de pesca vienen en muchas formas y tamaños, dependiendo del tipo de pesca que se practique (deportiva o recreativa), el estilo de pesca preferido, el tamaño de los peces que se vayan a capturar y muchos otros factores.

caja de pesca

Si estás planeando pescar en la orilla, una pequeña caja de aparejos que quepa en tu bolso puede ser suficiente. Es probable que tengas que actualizar la caja con los materiales de pesca adecuados para cada uno de tus viajes, con el fin de poder mantener todo lo necesario en un solo sitio y bien organizado.

Si por otro lado, planeas hacer un viaje bastante largo y el espacio no es tanto problema, te recomendamos conseguir una caja que tenga suficientes compartimentos, así podrás llevar más materiales de pesca sin que estos se apilen o salten de un lugar a otro. Esto te ahorrará unos cuantos dolores de cabeza, sobre todo si aun no sabes qué especies vas a pescar o si vas a necesitar experimentar con muchos tipos de anzuelos, señuelos o aparejos.

Además de todo tu equipo de pesca, recuerda protegerte del sol llevando unas buenas gafas, gorra y el debido protector solar, y si el tiempo promete ser más lluvioso, entonces ten preparada tu chaqueta, la pesca con lluvia es bastante divertida y emocionante. Muchos pescadores prefieren meterse un poco al agua mientras pescan, sobre todo en ríos y lagos, para estos casos están los vadeadores y botas, que te mantendrán seco aun estando más cerca de la acción.

Ahora que ya conoces lo esencial que debe tener tu caja de pesca ¡Solo falta llenarte de ganas y ponerle una fecha a tu próximo viaje de pesca!