¿Nos vamos de pesca?

¡Nos vamos de pesca! En esta sección descubrirás las mejores técnicas, el equipo necesario y los más prácticos consejos para iniciarte en el mundo de la pesca. Los peces más fáciles de capturar, los señuelos más efectivos y los aparejos perfectos para cada situación.

La pesca puede parecer complicada para los pescadores principiantes o recién iniciados, pero no tiene por qué ser así. Con sólo un poco de equipo y la información adecuada, podrás entrar al agua y probar que tan buena mano tienes para la pesca este mismo fin de semana.

Como pescar

La sección siguiente cubre específicamente la pesca con caña, que utiliza una caña con un carrete de spinning y señuelos o carnada viva para atraer a los peces. Para los nuevos pescadores, es una de las maneras más fáciles de entrar con una inversión mínima, ya que este mismo equipo te puede ser útil para otras modalidades de pesca y le sacaras el máximo provecho.

¡Vamos a pescar!

El equipo necesario

Si está pescando desde tierra o desde la costa, no tendrá que gastar mucho dinero en tu primera salida. Sin embargo, hay algunos artículos esenciales que tendrá que tener a la mano.

Vamos a listarlos:

Combo de caña y reel

  1. caña de pescar y un carrete: Para adultos, elige una caña y carrete de spinning. Para los niños, elije alguna combinación o kit de caña/carrete pequeños que puedan manejar fácilmente. Necesitarás una caña que se ajuste cómodamente a tu mano, en cuanto a peso y longitud.  Muchos principiantes eligen carretes de caras cerradas, los carretes abiertos permiten lanzamientos más largos pero también exigen mayor destreza en el manejo, por ello son la opción preferida por los pescadores expertos.
  2. Hilo de pescar:  Es recomendable comenzar con un hilo de pesca de monofilamento.  Para capturar peces pequeños, nos bastará con una línea de grosor medio bajo (0.25), esta te permitirá sacar peces de hasta 4.5kgs. Si por el contrario hay altas probabilidades de capturar algo más grande, una línea de grosor medio (0.35) te aumentará el máximo hasta unos 8kgs.
  3. Cortador de líneas:  Cuando nos veamos en apuros con alguna línea enredada, atascada o simplemente queramos cambiar un anzuelo por otro, necesitaremos un buen filo con que cortar el hilo de pesca, ya que están hechos para ser bastante resistentes.  Un simple cortauñas puede hacer el trabajo.
  4. Anzuelos y plomadas:  Los kits de anzuelos y plomadas son una gran opción para los principiantes, ya que incluyen varios tipos diferentes de anzuelos y plomos.  Para peces pequeños, busque anzuelos entre los tamaños 6 y 10.  Nota: Si planeas capturar y soltar, considera llevar anzuelos circulares, que son menos traumáticos para el pez que los demás tipos de anzuelos.
  5. Esmerillones:  Estas pequeñas conexiones giratorias evitaran que nuestra línea se tuerza si el señuelo o carnada comienza a girar. Algunos con enganches de broche, permiten cambiar de un señuelo o aparejo a otro en cuestión de segundos.Boyas, anzuelos y plomadas
  6. Boyas de plástico:  Estas boyas económicas mantendrán la carnada o señuelo suspendido en el agua, y también te harán saber cuando los peces empiezan a picar. Solo recuerda hacerte con boyas no tan grandes.
  7. Carnada o cebo: Muchas tiendas de artículos deportivos y de aparejos ofrecen carnadas vivas, que son ideales para la mayoría de los casos.  Seguramente podrás encontrar pececillos, grillos y gusanos en la mayoría de las tiendas.  Allí también podrás pedir recomendaciones sobre carnadas para los sitios de pesca local.  Si la carnada viva no es una opción, opta por un señuelo que simule las presas naturales de los peces que esperas capturar.
  8. Alicates o pinzas:  Asegúrese de traer un par de alicates para quitar el anzuelo de la presa. En ocasiones deberemos quitarlos de algún compañero descuidado.
  9. Una caja de pesca o de aparejos: Es recomendable conseguir una buena caja organizadora, con compartimentos suficientes para mantener todos nuestros artículos de pesca en un solo lugar.
  10. Un cubo:  Un cubo será útil para guardar el cebo y/o los peces.  Además, puede servir de asiento mientras esperamos que algún pez se acerque.

Más equipo recomendado

Aunque este equipo no es vital para la pesca, seguramente hará más amena tu salida e indirectamente puede mejorar tu rendimiento:

  • Red o Sacadera, especialmente si planeas devolver el pez
  • Hielera, si planeas mantener tu captura
  • Protector solar o repelente de insectos, el mejor consejo
  • Gafas, para proteger los ojos del sol (¡Y anzuelos!)
  • Gorras y sombreros, si pesca en un día soleado
  • Balanza y cinta métrica, para pesar y medir peces
  • Cámara, para pruebas de nuestra captura
  • Teléfono celular o radio, para emergencias
  • Mucha agua, snacks y comida, dependiendo de la hora del día y la duración del viaje.
  • Compañía, siempre es bueno ir acompañado, sobre todo si vamos a lugares nuevos, nunca sabrás cuando necesitarás un par de manos extras para sacarte de un apuro.

Dónde pescar

Cuando estés buscando lugares de pesca, siempre es buena idea comenzar por información en las tiendas locales de pesca y con pescadores de la zona, ya que probablemente tengan la información más actualizada y completa sobre las aguas cercanas.

Pescar en muelle de lago

En general, los lagos son una gran opción cuando se está comenzando, normalmente tienen un banco o muelle para pescar y a menudo tienen un mayor volumen de peces hambrientos que los que se encuentran en un río. La pesca de lago involucra principalmente especies como el róbalo, el bagre o la trucha arcoíris, mientras que los ríos son casi exclusivamente especies de salmón o trucha, como la arcoíris, la trucha común o la trucha marrón, entre otras.

Preparar nuestro equipo de pesca

Ahora que ya sabemos, que equipo de pesca necesitaremos, hemos armado nuestra caja de aparejos y conocemos el lugar donde pescaremos, nos queda dar un paso bastante grande, preparar nuestro equipo de pesca. Para ello, vamos a comenzar desde el equipo más grande a los artículos más pequeños.

Cómo preparar nuestra caña de pescar

Comenzaremos ensamblando nuestra caña y fijando el carrete. Algunas cañas de spinning vienen divididas en varias piezas, para facilitar su transporte y almacenamiento, si este es el caso deberemos buscar las instrucciones de nuestro modelo para armarla correctamente. Esto no debe suponer gran dificultad.

Una vez armada nuestra caña, debemos fijar nuestro carrete al anclaje justo encima del mango. Necesitarás un destornillador para esto, aunque hay cañas y carretes que se acoplan por medio de pasadores especializados, esto es más común en cañas que vienen en forma de kits o combos con carrete incluidos y casi siempre ambas piezas son del mismo fabricante.

Algunos carretes vendrán precargados con hilos de pesca, facilitando el primer uso de nuestro equipo. Bastará con soltar un poco de hilo y pasarlo por las anillas de la caña hasta llegar a la punta. Si este no es el caso, o el hilo de pesca que vino con nuestro carrete no es el que necesitamos, deberemos hilar uno nuevo nosotros.

Para hilar una línea de pesca nueva en nuestro carrete deberemos atar un extremo a la bobina central del carrete con un buen nudo, y comenzar enrollar la línea girando la manivela.

Como hacer un aparejo simple

Ahora que nuestra caña de pescar está ensamblada y carrete está cargado de una línea, nos falta preparar nuestro primer aparejo, un factor importante para garantizar el pique y captura del pez.

Un aparejo es una estructura hecha con múltiples piezas y secciones de líneas, y estará atado al principio de nuestra línea, es donde se ubica el anzuelo, señuelo, boya, y plomada.

Para realizar un aparejo simple necesitaremos lo siguiente:

  • 1 Anzuelo o Señuelo
  • 1 Esmerillon o Quitavueltas
  • 1 Trozo de línea, la longitud dependerá de cuán profunda quieres que vaya la carnada o señuelo
  • 1 Boya
  • 1 Plomada. Las de tipo Split shot nos permitirán agregar o quitar para conseguir el peso ideal)
  • Cuentas (Opcional)
  • Alicate y Corta líneas

Comencemos a armar nuestro aparejo

Aparejo SimpleAntes de comenzar este proceso asegúrate de visitar nuestra guía de nudos, porque necesitarás conocer un par de nudos básicos para crear un aparejo que no se suelte al recibir tensión en la línea.

  1. Pasaremos nuestra línea principal principal por la boya que hayamos elegido, y haremos un nudo de tope justo detrás de esta para que no se deslice en dirección a la caña, y otro delante de ella para que no se deslice hacia la punta, dejando suficiente línea en la punta para agregar los demás elementos.
  2. Fijada nuestra boya, pasaremos a través de la línea nuestra plomada, y en la punta cerraremos la línea atando un esmerillon con un nudo de tipo clinch. También es conveniente hacer un nudo de tope para fijar la plomada en la punta de la línea justo antes del esmerillon.
  3. En un trozo separado de línea, ataremos nuestro anzuelo o señuelo a uno de sus extremos usando un nudo clinch; y el otro extremo lo ataremos de igual forma al esmerillon que está en el extremo de nuestra línea principal.

Bastante sencillo ¿no?

Cómo lanzar tu línea de pesca

Aprender a lanzar con una caña de pescar, seguramente te tomara un par de minutos pero, para dominar la técnica, el mejor consejo es practicar en casa.

Bien sea en tu jardín o en tu patio, practicar la lanzada es posible usando solo plomadas o algún objeto que agregue peso  la punta de tu línea. No coloques ninguna clase de anzuelos y asegúrate que arrojas hacia una zona despejada; y mucho cuidado con las ventanas. Evita pescar problemas con los vecinos.

Una buena lanzada se puede hacer en 5 simples pasos:

Paso 1: Aseguramos y recogemos nuestra línea, dejando que cuelgue solo tramo muy corto, de 10 a 15 pulgadas será suficiente.

Paso 2: Mientras sujetamos firmemente el mango de nuestra caña, utilizaremos el dedo índice para presionar la línea contra la caña justo al salir del carrete, como si tiráramos de un gatillo. Con esto conseguiremos que la línea no caiga al quitar el seguro.

Paso 3: Liberamos la guía o Pick-up del carrete (El arco delante del carrete) para que la línea pueda correr libremente cuando lancemos. No sueltes aún la línea que presionas en forma de gatillo.

Paso 4: Levanta la caña detrás y encima de tu hombro, de manera que la punta queda a nivel de tu cabeza y prepárate.

Paso 5: Rápidamente tira la caña hacia delante y por encima de tu cabeza, soltando el dedo índice con el que presionabas el hilo contra la caña en el preciso momento que esta pase por encima de tu cabeza. En este punto veras desplegarse la línea tras tu aparejo en la dirección del lance.

Si tenemos el señuelo o cebo correcto, logramos colocar la lanzada cerca del lugar favorito de los peces y la suerte está a nuestro favor, en poco tiempo tendremos a un pez mordiendo nuestro anzuelo.

¡Vamos a lo que sigue!

Enganchando a un pez

Al enganchar un pez, hay dos cosas que debes evitar: el pez “escupiendo” tu señuelo, o tu hilo rompiéndose por el peso y la fuerza del pez.

Para evitar esto, necesitarás asegurar que el anzuelo enganche en la boca del pez una vez que muerda. Esto significa tirar de él en el momento adecuado y con la presión adecuada. Una buena sincronización aquí asegurara que el señuelo se clave en el labio del pez y no más adentro en la boca.

Con un buen enganche, tendrás que concentrarte en mantener la punta de la caña hacia arriba mientras “juegas” con el pez (tirar, enrollar y descansar), permitiendo que el pez se canse mientras intentas mantenerlo en tu línea. Tirar y enrollar la línea inmediatamente después de enganchar al pez, a menudo resultará en que esta se rompa.

La recogida y la liberación

Has lanzado, enganchado, jugado y enrollado con éxito a tu pez, y ahora está cerca de la orilla. Una red o sacadera te dará una gran ventaja aquí. Una vez que hayas enrollado tu línea a la longitud aproximada de tu caña, usa la red para recoger al pez, asegurándose de evitar que caiga en la orilla o en las rocas. Para minimizar aún más el daño después de la recogida del pez, no aprietes su estómago ni toque sus branquias al manipularlo, y trate de no mantenerlo fuera del agua más tiempo del que tu puedas contener la respiración si deseas liberarlo en las mejores condiciones posible.

Al liberar al pez, lo más recomendable es sujetarlo mientras está sumergido y darle unos segundos para que recupere el aliento y pase el shock. Suéltalo lentamente y se irá nadando cuando esté listo. Listo para continuar su ciclo y capaz ser capturado otro día.

Consejos útiles para la pesca

Además de la información anterior, hay algunos consejos adicionales que te ayudarán a dominar el deporte en muy poco tiempo y ser un buen pescador de forma integral:

  • Practique el lanzado en casa: Perfecciona tu lance antes de tu primer viaje de pesca practicando en la privacidad de tu propio patio trasero.
  • Socializa: Pregunta a los pescadores locales qué peces están picando y qué tipo de cebo o señuelo funciona mejor.
  • Acompañar a un pescador experto: Si tienes un amigo o conocido con buena experiencia en la pesca, pregunta si puedes acompañarlo en su próximo viaje de pesca. Obtendrás una valiosa experiencia práctica.
  • No confundas corriente con mordidas: Comprueba si un pez está picando realmente, manteniendo un poco de tensión en la línea y esperando un movimiento pulsátil, entonces es el momento de enganchar al pez.
  • Sé paciente: La pesca requiere paciencia, tanto consigo mismo como con el proceso. Al principio es normal que cometas errores y cada persona aprende a un ritmo distinto. No olvides disfrutar de la aventura.
  • Planificate para cualquier eventualidad: Prepárate para lo inesperado empacando una variedad de cebos, así como ropa esencial para los cambios rápidos de clima.
  • No compres equipo innecesario: Puedes pedir prestado el equipo de pesca a algún amigo, o considerar alquilarlo antes de hacer una inversión elevada. Asegúrate de que te gusta este deporte antes de comprar equipo innecesario.
  • Mantente en la legalidad: Infórmate muy bien acerca de los permisos, licencias y condiciones que aplican para practicar la pesca en tu localidad.
  • Revisa la temperatura del agua: Los peces suelen descansar a gran profundidad cuando la temperatura es alta, lo que significa que cuanto más cálida sea la temperatura del agua, más profundo tendrá que pescar.
  • Se silencioso: Los peces pueden oír sorprendentemente bien, por lo que es esencial que te mantengas callado.
  • Cuidar el medio ambiente: Nunca deje basura. Deja tu lugar de pesca como lo encontraste, si no mejor.